martes, 11 de octubre de 2011

A 1O MILLAS DE SANTANDER

A 10 millas de Santander mar adentro, un día cualquiera como el 9 de octubre de 2011, te puedes encontrar con diversas especies que nosotros, animales terrestres, no podemos ver habitualmente.

Vuelvepiedras (Arenaria interpres).
Zuriñe y yo subimos al barco "Bahía de Santander" presagiando un buen día de avistamientos. Tal vez el viento del Noroeste de la noche anterior acercaría a más de una especie a las costas.
Tratamos de colocarnos en un lugar estratégico, pero el sitio elegido acabó siendo un tanto incómodo para la fotografía. Nada más salir del embarcadero, 3 charranes patinegros (Sterna sandvicensis) nos dieron la bienvenida a su hábitat, el mar. Al pasar junto a la Isla de Mouro, observamos a los cormoranes grandes (Phalacrocorax carbo) apostados en rocas plagadas de hinojo marino (Crithmum maritimum) y a uno de los ejemplares de la pareja de halcones peregrinos (Falco peregrinus) que cría por la zona, el cual ha encontrado en el faro, desde hace tiempo, uno de sus posaderos favoritos desde donde atacar a las migratorias exhaustas que osen pasar por allí.

Cormoranes grandes (Phalacrocorax carbo) entre hinojo marino (Crithmum maritimum).

Halcón peregrino (Falco peregrinus).
En el islote de Corbera, en frente de Mouro, se encontraban los cormoranes moñudos (Phalacrorax aristotelis), más pequeños y estilizados que los grandes, de pico más fino y llamativa cresta presente sólo en la época nupcial.

Cormoranes moñudos (Phalacrocorax aristotelis).
Una vez cruzado el umbral de las islas, varios voluntarios comenzaron a lanzar "chum" por la borda con la intención de atraer a las gaviotas para crear una estela que atraiga al resto de pelágicas. Como siempre, las patiamarillas eran las gaviotas más abundantes, aunque alguna reidora (Larus ridibundus) y un gavión atlántico (Larus marinus) tuvieron a bien acercarse brevemente para obtener alimento fácil.
Este último, cleptoparásito por excelencia (como sus primos los págalos), persigue a otras gaviotas y aves marinas que siempre son más pequeñas que él, mas no pudimos ver ese comportamiento en vivo y en directo.

Gaviotas patiamarillas (Larus michahellis).

Gaviota patiamarilla de 3 cy.

Gaviotas patiamarillas  y gavión atlántico (izquierda) 1 cy.

Gaviota patiamarilla 1 cy.

Gaviota patiamarilla 1 cy.

Gaviota patiamarilla 3 cy.

Gaviota patiamarilla 1 cy.

Gaviota patiamarilla 4 cy.

Gaviota patiamarlla 3 cy.
Un negrón común (Melanitta nigra) volaba alto de Este a Oeste, la cosa se animaba.
No tuvimos que esperar mucho más para ver las primeras gaviotas sombrías (Larus fuscus), ni tampoco los primeros alcatraces atlánticos (Morus bassanus) en todas sus fases de edad. También nos deleitamos con algún ocasional picado de los enormes súlidos que se acercaban a poca distancia de la popa.

Alcatraz atlántico (Morus bassanus) de 4 cy.

Alcatraz atlántico de 2 cy.

Alcatraz atlántico de 3 cy.

Alcatraz atlántico de 3 cy.

Alcatraz atlántico de 3 cy.

Alcatraz atlántico de 4 cy.

Alcatraz atlántico de 2 cy.

Alcatraz atlántico de 3 cy.

Alcatraz atlántico 1 cy / Northern gannet 1 cy.

Alcatraz atlántico de 2 cy.
Posteriormente, llegaron los primeros págalos. Primero, un págalo parasito (Stercorarius parasiticus) y poco despúes un grande (Stercorarius skua), aunque a una distancia considerable. Los siguientes avistamientos serían más cercanos, sobre todo los de los "skua".

Págalo parásito 1 cy (Stercorarius parasiticus).

Págalo grande (Stercorarius skua).

Págalo grande sembrando el pánico entre las patiamarillas.

Págalo grande / Great skua.

Págalo grande.
Las persecuciones se iban sucediendo una tras otra: págalos grandes detrás de sombrías, patiamarillas e incluso algún joven alcatraz y págalos parásito y rabero (Stercorarius longicaudus) detrás de marinas más modestas como charranes.
Los charranes comunes (Sterna hirundo) comenzaron a acercarse con cierta asiduidad y las pardelas empezaron a hacer acto de presencia.

Charrán común (Sterna hirundo).
Las sombrías (Puffinus griseus) fueron las más habituales y cuantiosas pero pudimos disfrutar de una balear (Puffinus mauretanicus) y de las bellas capirotadas (Puffinus gravis). Para diferenciar las dos primeras, debemos fijarnos en el vientre, claro en la balear y oscuro en la sombría, a simple vista únicos rasgos diferenciadores ya que comparten la parte superior de alas, dorso y cabeza oscuras, y parte inferior de alas de un blanco sucio. La capirotada es más fácil de distinguir, puesto que es blanca por debajo y posee un capirote marrón oscuro que le da nombre.

Pardela sombría (Puffinus griseus).

Pardela capirotada (Puffinus gravis).
El protagonista del día no se hizo esperar, un págalo pomarino (Stercorarius pomarinus) de fase clara que se acercó a la popa e incluso posó en vuelo, pues era la estrella, aclamado por todos en sus acercamientos al barco. Sencillamente precioso.

Págalo pomarino (Stercorarius pomarinus).

Págalo pomarino / Pomarine skua.

Realmente, este págalo es precioso, aunque los morfos claros del parásito y el rabero son también una maravilla.

Págalo pomarino.

Verdaderamente imponente.

Stercorarius pomarinus.

Págalo pomarino.

Págalo pomarino.
El regreso nos brindó nuevas observaciones de pardelas y págalos, pero lo mejor, sin duda, había pasado.

Ese alcatraz tiene un aspecto bastante prehistórico, me recuerda a un pterosaurio.
Esperemos que la salida del día 30 (mismo lugar, mismo barco) no se suspenda por falta de asistentes. Animo a todos los que podaís a acercaros a la bahía de Santander para disfrutar del espectáculo que siempre brindan las aves marinas.

Endika

8 comentarios:

  1. Hola Endika. Gran reportaje sobre aves marinas.¡que suerte teneis los que teneis el mar tan cerca!. Buen trabajo y un saludo desde Doña Mencía.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen reportaje, vaya día más fructífero. Menuda suerte observar algunas de las aves de las fotografías ya que no son nada fáciles de ver. He estado este verano una semana en Santander y no he visto ni una octava parte de lo que has puesto en las fotos.
    Me uno como seguidor de tu blog, me ha gustado mucho. Saludos!!

    http://avesyestrellas.blogspot.com

    ResponderEliminar
  3. Muy chulo,lleno de especies que nunca he visto, la verdad ya me gustaria apuntarme al barco pero con dos "polluelos" que tengo dificil....
    El pEregrino en el faro,que bueno!
    Saludos camperos.

    ResponderEliminar
  4. Uma reportagem magnífica de tirar o fôlego!! É todo um espetáculo imperdível!
    Parabéns e felicidades.
    Beijo carinhoso.

    ResponderEliminar
  5. Qué fantástica colección de marinas. Poco tiempo les he dedicado, qué lástima porque son una maravilla como voladores con sus vocingleros reclamos.
    El peregrino está de cine. Siempre es agradable observar a estas rapaces cada vez más acomodadas en el medio antropógeno.

    Siento no poder acudir al barco, la última vez que estuve hace unos años en Santander montando en el barco de paseo, me vino justo, muy justo para llegar al puerto y respirar profundamente. Está claro que, las ondulaciones del mar me matan. Creo que me mareo hasta con el flotador.
    Gracias por tu paso en el blog. Es fascinante compartir todos estos tesoros de la naturaleza.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Some wonderful images here. Coastlines are one of my favourite places to watch birds, and pelagic trips are a special delight too.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hi David! I agree with you that birding at coastlines is wonderful. I really love sea birds and pelagic trips are a great chance to enjoy doing it. Thanks for your comment!
      Greetings!

      Eliminar

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...